Redes

lunes, 31 de julio de 2017

Historia de una canción y sus mejores versiones: Maldigo del alto cielo

"Maldigo del alto cielo" es una de las canciones de su último trabajo discográfico. Editado en 1966.

Con "Maldigo del alto cielo", de la folclorista chilena Violeta Parra, iniciamos esta serie dedica a analizar sus canciones y ofrecer las mejores versiones realizadas por diferentes artistas del mundo. Es nuestro homenaje en el centenario de su nacimiento.


Por Rubén Reveco - Editor revista Machete

Las canciones por lo general están dominadas por el tema del amor dulzón  y sus diferentes variantes. Otros sentimientos como la envidia, el rencor o el odio son muy poco abordados. Es por esto que llama tanto la atención la letra de "Maldigo del alto cielo", la que despacha un rápido torrente de maldiciones, una tras otra, donde no se libra casi nada. Es la naturaleza (no las personas) la que mayormente sufre la ira de esta mujer; esa naturaleza propia de una zona rural, tan conocida por ella.
Sólo en la última estrofa, hace mención a algunos personajes (obispos, monaguillos, ministros y predicantes) y devela quien da origen a todo su odio (un traicionero). En definitiva, no deja de ser una canción de amor de una mujer muy, pero muy enojada.



La mujer que sabía odiar


"La mayor parte de las reseñas biográficas de Parra han suprimido las aristas y tiñen a la persona de santidad —valga como ejemplo del tono imperante la entrada en español de la Wikipedia: “un legado de esfuerzo y sacrificio a Chile y el mundo”—. Alguna, como la biografía novelada Yo, Violeta de Mónica Echeverría, aspira a desnudar al personaje de santidad, porque la folclorista, dice la autora, era una mujer agria, de mal carácter, devoradora de hombres a los que maltrataba y “con las iras a flor de piel” a la que han “transformado” en “una especie de Virgen María inmaculada y santa”.

Para encontrar una crónica fiel de la derrota vital tenemos que acudir a la propia Violeta Parra, que alguna vez se retrató en estos términos: “En mi vida me ha tocado muy seco todo y muy salado, pero así es la vida exactamente, una pelotera que no la entiende nadie. El invierno se ha metido en el fondo de mi alma y dudo que en alguna parte haya primavera; ya no hago nada de nada, ni barrer siquiera. No quiero ver nada de nada, entonces pongo la cama delante de mi puerta y me voy”, escribió en algún momento”.

Nos queda ejercer la justicia de escuchar Gracias a la vida y las demás canciones de auto-aniquilamiento de Las últimas composiciones, uno de los grandes discos de la historia, como lo que son: constancias de una inmisericorde derrota, ecos previos del estampido de un balazo contra la sien derecha.Para colmar la beatificación de la cantante universal y ocultar la verdad de un disco fúnebre, muchas ediciones posteriores del álbum que era advertencia de muerte fueron manipuladas con una cubierta penosamente falseada donde la cantante flota sobre un paisaje andino astral". (Fuente)



Maldigo del Alto Cielo
  
Maldigo del alto cielo
La estrella con su reflejo
Maldigo los azulejos
Destellos del arroyuelo
Maldigo del bajo suelo
La piedra con su contorno
Maldigo el fuego del horno
Porque mi alma está de luto
Maldigo los estatutos
Del tiempo con sus bochornos
Cuánto será mi dolor.


Maldigo la cordillera

De los Andes y de la Costa
Maldigo señor la angosta
Y larga faja de tierra
También la paz y la guerra
Lo franco y lo veleidoso
Maldigo lo perfumoso
Porque mi anhelo está muerto
Maldigo todo lo cierto
Y lo falso con lo dudoso
Cuánto será mi dolor.


Maldigo la primavera

Con sus jardines en flor
Y del otoño el color
Yo lo maldigo de veras
A la nube pasajera
La maldigo tanto y tanto
Porque me asiste un quebranto
Maldigo el invierno entero
Con el verano embustero
Maldigo profano y santo
Cuánto será mi dolor.


Maldigo a la solitaria

Figura de la bandera
Maldigo cualquier emblema
La venus y la araucaria
El trino de la canaria
El cosmos y sus planetas
La tierra y todas sus grietas
Porque me aqueja un pesar
Maldigo del ancho mar
Sus puertos y sus caletas
Cuánto será mi dolor.


Maldigo luna y paisaje

Los valles y los desiertos
Maldigo muerto por muerto
Y al vivo de rey a paje
Al ave con su plumaje
Yo la maldigo a porfía
Las aulas , las sacristías
Porque me aflige un dolor
Maldigo el vocablo amor
Con toda su porquería
Cuánto será mi dolor.


Maldigo por fin lo blanco

Lo negro con lo amarillo
Obispos y monaguillos
Ministros y predicantes
Yo los maldigo llorando
Lo libre y lo prisionero
Lo dulce y lo pendenciero
Le pongo mi maldición
En griego y español
Por culpa de un traicionero
Cuánto será mi dolor.

Violeta Parra y Alberto Zapicán

Las mejores versiones

Como se puede apreciar en la versión original el ritmo del tema es frenético. Velocidad matizada con pausas y silencios en las posteriores versiones, la mayoría de ellas de artistas argentinas que han encontrado en esta canción referencias que hacen a su identidad: Alto nivel de protesta contestataria y originalidad. Es una canción que no tiene referencia.

Soledad Villamil, actriz y cantante argentina.

Melisa Budini nació en Paraná, Entre Ríos, Argentina.

Guadalupe Briñon, joven directora de orquesta argentina.

Arreglo de Ben Barson - The Afro Yaqui Music Collective.

Mariana Baraj es una cantante, percusionista y compositora argentina.

Sofía Rei es argentina.



Banda Conmoción, banda de bronces chilena.


Otro análisis

Poema escrito por Violeta Parra, cantautora chilena que fue conocida por su recopilación de parte de la cultura chilena, la cual se caracteriza por poseer y escribir diversos tipos de poesía. "Maldigo del alto cielo", una de sus obras, contiene características de la poesía moderna y popular, aunque claramente se inclina por el primer estilo.Principalmente por su crítica hacia la modernidad y su visión pesimista del mundo.
En primer lugar, podemos visualizar temáticas tocadas en la poesía moderna y que se encuentran en esta obra, como lo son la utilización de símbolos. La cual ayuda a que los contenidos no sean expresados por sí mismo, sino que se dan a entender por una relación con otro elemento (“Maldigo la solitaria figura de la bandera/ maldigo cualquier emblema, la Venus y la Araucaria”) . En consecuencia, la comprensión en la totalidad de esta obra requiere de un esfuerzo mayor y por lo tanto de un lector o auditor activo,capaz de interpretar los signos presentes.
Por otra parte, sabemos que la autora de esta canción es Violeta Parra y por lo tanto debemos comprender que consciente o inconscientemente lo referido en su obra da muestras de su situación. Aunque no siempre es así, en la poesía moderna se puede dar que el autor muestre una subjetividad y de a conocer algunos sentimientos (“Cuánto será mi dolor”/“porque me aqueja un pesar”). 
En "Maldigo del alto cielo" se puede apreciar el temple depresivo y triste del hablante lírico, tal como queda demostrado en los dos ejemplos anteriores y a través de toda la canción. Lo cual encaja en la descripción que hace Hugo Friedrich en la que dice que: “En los casos que se llega a filtrar sentimiento, estos son aislamiento y angustia”. Se hacen evidentes estos sentimientos ya que Violeta Parra llega a maldecir todo, tanto lo creado por el ser humano como la naturaleza. (Fuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario